Fedor Holz pone blanco sobre negro sobre las ganancias reales de un jugador

Hablar de cifras en el entorno de los Super High Rollers es siempre engañoso.

En muchas de nuestras noticias sobre los torneos más caros, tanto en vivo como online, procuramos hacer notar que los números no siempre cuentan toda la historia. Los grandes premios a veces tienen más de un dueño, a causa de los bancajes, y en ocasiones apenas compensan los buy-ins invertidos previamente en recompras para otros torneos del mismo festival.

De todos modos, cuando las cifras se acumulan de la manera en que le sucedió a Fedor Holz en el verano de 2016, está claro que la vida del jugador tuvo que dar un giro radical a mucho mejor. Son runs históricas, como las de Daniel Colman o Justin Bonomo, que son recordadas como momentos cumbre del póker de torneos en vivo.

Holz, que ahora gestiona una escuela de póker llamada Pokercode, ha publicado un vídeo en el que recuerda ese momento cumbre de su carrera. No se deja en el tintero ni una coma, y él mismo nos ayuda a cuantificar el impacto de aquellos meses en los que su póker alcanzó su máxima expresión.

Antes que nada , Holz quiere dejar claro cuál fue el origen de la explosión de su juego.

«En 2013 y 2014 yo ya era un jugador muy competente, quizá uno de los mejores jugadores del mundo. En 2014 se dio mi despegue en los torneos online y en 2015 tenía lo necesario para empezar a jugar Super High Rollers«.

Como avisamos en la introducción, su estreno en las altas esferas fue muy engañoso. A pesar de obtener varios premios de seis cifras, su banca declinó de los 1,5M$-1.8M$ a 1.1M$-1.2M$.

Las razones fueron un volumen muy alto de partidas, que los buenos resultados se dieron en torneos más modestos, mientras que la varianza le daba la espalda en los más caros, y que tuvo problemas con algunos jugadores que tenía bancados.

«Era tan bueno entonces que necesitaba ver cómo se traducía en éxitos y buenos resultados«. Era frustrante, y se dio cuenta que debía hacer algo para mejorar la parte mental de su juego.

Contrató a un coach y sintió que las piezas encajaban en el 25k$ de las WSOPE 2015.

«Llegué a la mesa final segundo o tercero, de seis. Sin embargo no duré ni cinco manos. Estaba en SB, tenía un rerobo claro, me pagaron y perdí.  HAbía llegado con tiempo y estaba mentalizado, concentrado a tope. Cuando me levanté de la silla, me di cuenta que, pese a todo, estaba muy feliz de cómo lo había hecho todo«.

En diciembre de 2015, Holz ganó un torneo del WPT Alpha8, el circuito de High rollers que intentó establecer el decano de los circuitos. El premio era de más de 1,5M$, pero Holz solo sacó en limpio «unos pocos cientos de miles».

Luego ganó un torneo de 200k$ de entrada en las Triton Series de Filipinas. «El field más blando que he visto jamás. Tres o cuatro jugadores que se clasificaron para el día 2 ni aparecieron, porque estaban jugando cash«. El primer puesto se pagó un poco por encima de los 3M$.

«Del EPT Montecarlo me llevé otros 200k, porque llevaba una parte bastante grande de mi acción y cobré cerca de medio millón en total».

El run se completó durante el verano, en Las Vegas. Ya antes de empezar las WSOP, Holz se enfrentó a su compañero de habitación Reiner Kempe en el heads-up de la SHR Bowl. «Llevaba un buen cacho de mi acción y también de la de Reiner. De ese torneo saqué en torno a los tres o cuatro kilos de beneficio».

El mejor resultado de sus WSOP fue el triunfo en el 11k$ High Roller for One Drop. Koray Aldemir fue tercero. «Alrededor del 50% de mi acción era mío, y de Koray llevaba otro buen cacho. De ahí me llevé casi dos millones más«.

Entre side bets, alguna victoria que otra en los numerosos High Rollers del Aria y otros resultados favorables generados en once horas diarias de juego durante un periodo de siete semanas y media… «En ese punto, mis beneficios superaban los 10 millones de dólares, solo de lo que jugué en Las Vegas«.

Holz cree que el punto final de esa magnífica racha lo marca la que él denomina su mejor actuación en un torneo, sin lugar a ninguna duda: el SHR de 50k$ del EPT Barcelona 2016.

La cifra exacta, la certeza contable nunca llega a parecer en el vídeo, pero sí que podemos acercarnos a una cifra real de beneficios con todas esas pistas: más de 10M$ en las WSOP, 1,3M$ en Barcelona, 450.000$ en side bets y unos cientos de miles aquí y allá en los torneos en los que iba más bancado al principio de año… Holz tuvo que sacar limpios más de 12 millones.

Author: administrator

Leave a Reply

Your email address will not be published.