¡Felices 20 años WPT! | Sentimos lo mismo….

El Bycicle Casino está acogiendo en estos días una nueva parada del World Poker Tour.

El clásico californiano ha sido una parada obligatoria para el WPT desde su primera temporada en 2002. Tras tres años de hiato, debido a la pandemia, el decano de los circuitos mundiales de póker puede retornar a Los Ángeles, justo en medio de la 20º temporada del WPT.

Así es, este año se cumple el 20 aniversario del circuito, y a pesar de que el primer campeón del WPT, Gus Hansen, fue reconocido en junio de 2002, parecía lo más lógico esperar a que el equipo se reuniera en uno de sus templos más sagrados, la casa de algunos de los ejecutivos que creyeron y dieron alas a la idea de la creación del WPT en su inicio, para hacer oficial la celebración.

Hubo tarta, se cantó el «Happy Birthday» y el presidente Adam Pliska dio un discurso conmemorativo del evento:

«Si nos remontamos a hace dos décadas, hubo un grupo de casinos que se arriesgó mucho con algo llamado World Poker Tour.

Aquí estamos, 20 años después en esta increíble instalación. Algunos de nuestros más grandes campeones han salido de este evento, y puedes verlos en la pared

Hagamos lo que nos pide Adam Pliska y remontémonos dos décadas, y un poco más, para saber como surgió el WPT.

La génesis del WPT

El cerebro y las agallas que sacaron adelante la idea del primer circuito internacional de póker del mundo son los de Steve Lipscomb.

El fundador del WPT era un realizador al que le pidieron que se ocupara de grabar el documental anual sobre las WSOP a principios de los 90. Entre los jugadores habituales del festival que Lipscomb eligió para entrevistar estaba Mike Sexton. Los dos encajaron enseguida, y Sexton le invitó a grabar junto a él el Tournament of Champions. Al llegar la mesa final, se necesitaba un maestro de ceremonias y comentarista que animara el cotarro, y Sexton adoptó ese rol. Lipscomb acabó prendado del modo de contar el póker que tenía su nuevo amigo.

Años más tarde, en 2001, Lipscomb y Sexton viajaban hacia Costa Rica en compañía de Linda Johnson, y el cineasta les hizo partícipes de su quimérica empresa: convertir el póker en un nuevo deporte de masas con la creación de un circuito en vivo que se retransmitiría por televisión. Linda se entusiasmó de inmediato y Mike Sexton se sumó enseguida al equipo de inversionistas y expertos en televisión que componían el proyecto.

En marcha

La experiencia de Mike Sexton en organizar eventos como los PartyPoker Millions y sus relaciones con la industria del póker online -también estaba metido en partypoker, uno de los primeros patrocinadores del WPT- fueron una gran ayuda para echar a andar el World Poker Tour, pero lo fundamental era conseguir el apoyo de los casinos y un contrato de televisión. Así que empezó un peregrinaje por docenas de oficinas hasta que los casinos pioneros -el Foxwoods fue el primero- y un modesto canal de televisión, el Travel Channel, abrazaron la idea.

El World Poker Tour cayó de pie. Los innovadores recursos televisivos como las cartas vistas y los renovados gráficos fueron un éxito inmediato, Mike Sexton y Vince van Patten se metieron en el bolsillo a los espectadores con sus comentarios, Shana Hiatt enamoró al público y las primeras mesas televisadas se llenaron de personajes carismáticos que encandilaron a la audiencia. De ese modo, el WPT se convirtió en el programa más emblemático de la cadena. «La idea era acabar superando en algún momento las cifras que arrojaban otros deportes como los bolos o el billar, y eso se consiguió enseguida, con las primeras emisiones«, confesó Lipscomb.

Los jugadores que forjaron la leyenda del WPT

El primer campeón del WPT fue Gus Hansen, que enseguida ayudó a consolidar el relato del circuito con su segunda victoria en 2003. Howard Lederer también hizo doblete en menos de un año, y en 2004 las emisiones hicieron saltar la banca de la audiencia con el mejor palmarés de la historia: Gus Hansen ganó su tercer títuloBarry Greenstein, Antonio Esfandiari, Phil Laak y Phil Gordon encadenaron cuatro partidas irrepetibles; Surinder Sunar derrotó en París a un embriagado Tony G, en el nacimiento del personaje que conocemos hoy, y Daniel Negreanu cerró el año natural ganando dos WPT en tres meses.

Como dijo Lipscomb en su carta de agradecimiento por el Lifetime Achievement Award de los American Poker Awards de 2015:

«Gracias a Phil Hellmuth por convertirte en la primera marca de verdad entre los jugadores de póker. Ya lo eras antes del WPT.

Gracias a Gus Hansen por hacer el póker sexy, a Alan Goehring por hacer el póker inteligente y a Antonio Esfandiari y Phil Laak por hacer el póker divertido. Fue más increíble verles a ustedes y a todos los demás en las primeras temporadas del WPT de lo que cualquiera podría haber imaginado.

Gracias a tí también, Daniel Negreanu … for crecer y madurar ante nuestras cámaras hasta ser mucho más que el jugador de torneos más exitoso de todos los tiempos».

Author: administrator

Leave a Reply

Your email address will not be published.