Patrik Antonius gana la Triton Poker Series

La parada de las Triton Poker Series en el norte de Chipre ha cogido velocidad de crucero. Adquiere ya su ritmo habitual, por el que resuelve un torneo por la tarde y deja confeccionada la fase decisiva del siguiente por la noche.

Aunque hay un pequeño descuadre en las cuentas. La elevadísima participación está obligando a a celebrar días 2 más multitudinarios. Ahora la burbuja que profetiza el final de la jornada es la de premios, en vez de la de FT.

Había 15 pretendientes para ocho sillas y la media de fichas, muy baja, no daba lugar a contemplaciones. El lance más habitual era el rerrobo, y cualquier parejita era buena para bucar el flip y la eliminación de un rival. Así quedaron fuera Paul Phua o Bruno Volkmann, aunque el fundador de las Triton fuera el chipleader al empezar el día.

Las plazas de la FT se repartieron tras la coincidencia de dos eliminaciones casi al alimón, una por cada mesa. Artem Vezhenkov cayó en la trampa de Steve O’Dwyer y fue a buscar valor con top pair cuando el irlandés había completado la escalera. Enfrente, Santi Jiang se vio muy por detrás en un all-in preflop cuando intentaba robar las ciegas con K3s y le pagaron con 44.

Lo mejor de todo fue que el call de Seth Davies no fue oficial hasta que la mano de Vezhenkov ya había terminado, por lo que «elpivesabe» rascó un último saltito de premios y quedó noveno (81.800$).

El problema de las ciegas efectivas no mejoró en la FT. El búlgaro Mustafov estaba al frente con 41bb, y solo Steve O’Dwyer y Ebony Kenney superaban las 21bb de Patrik Antonius.

Hubo una mano que cambió por completo el rumbo de la final. A Mustafov, que acababa de recibir un bad beat de Danny Tang, se le encogió la mano y escogió foldear AK en una secuencia en la que él mismo había abierto en primeras posiciones, Ebony Kenney le puso all-in y Patrik Antonius se apuntó por detrás. Antonius llevaba también AK y Kenney había efectuado el rerrobo con AQ.

El finlandés cobró el botín completo que hubiera tenido que repartir con el búlgaro, se puso primero, y con el exceso de fichas pudo pagar flips como el que eliminó a Kannapong Thanarattrakul o mantener el liderato pese a doblar dos veces a Danny Tang.

O’Dwyer, que se quedó con media ciega en mesa de cuatro, fue el héroe de la retransmisión con una remontada que le permitió pelear por el segundo puesto en el HU contra Mustafov, que acabó siendo el rival final de Antonius. The Black Lotus acabó la partida con escalera flopeada contra overpair, un setup a favor, aunque la mano que se recordará durante años será este soberano call con J high cuando O’Dwyer aún rondaba por la mesa.

 

El estreno de Antonius en las Tritón Series (1º, 825.000$) es su tercera victoria en el circuito, junto al EPT Baden que le lanzó al estrellato en 2005 y el High Roller 25k$ de los partypoker Millions Germany que le sacó del ostracismo en 2018.

Author: administrator

Leave a Reply

Your email address will not be published.